Phyllostachys Pubescens - Germinación y Semillas

Foto de @ana.kin.photo (instagram)

Las semillas del Phyllostachys Pubescens tienen una germinación bastante errática, y al margen de nuestros esfuerzos pueden germinar entre el 25 y el 60 % de ellas.

Foto de @ana.kin.photo (instagram)



Tratamientos previos a la siembra
Para facilitar que el embrión admita la humedad que necesita para germinar, pondremos las semillas a remojo en agua a temperatura ambiente, 20-23ºC durante 48 horas.

Sustrato
Para este tipo de semillas necesitaremos una mezcla al 50% de turba negra y fibra de coco. 
El bambú agradece un suelo rico y profundo desde sus primeros días de vida y una humedad poco variable, en torno al 70%. Esta mezcla le aporta la textura y los nutrientes necesarios.

Siembra
Para la siembra, clavamos las semillas en el sustrato previamente humedecido, espaciadas 1-2 cm entre ellas. Si hemos hecho la mezcla del sustrato en un recipiente aparte, lo mojamos bien y antes de pasarlo a la maceta o semillero lo apretamos bastante para que pierda toda el agua y aire que lleve dentro. Solo queremos que esté húmedo.

Condiciones Ambientales
Estas semillas tardan entre 2 y 6 semanas en germinar y durante este tiempo necesitan un ambiente húmedo y cálido. 
La temperatura ideal está en torno a los 25-30 grados. Algunos recomiendan mantener la temperatura a 30 ºC por el día y bajarla a los 20-25 ºC por la noche.  En nuestra latitud, esta variación se consigue sembrando a principios de verano, cuando las temperaturas diurnas superan los 25ºC, pero las nocturnas siguen siendo más bajas.
La humedad ambiental se recomienda que se encuentre en torno al 70%. 
Es muy importante que el semillero tenga una humedad constante, ya que al menor síntoma de sequedad del sustrato estos embriones morirán. 
Se recomienda pulverizar diariamente con agua tibia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Germinación de semillas