Carnegiea Gigantea - Germinación y Semillas

Foto de @ana.kin.photo (instagram)

Las semillas del Saguaro están cubiertas de una sustancia que inhibe la germinación. En cuanto nos libramos de ella, podemos empezar a germinar este hermoso cactus.


Tratamientos previos a la siembra
Naturalmente esta sustancia se elimina gracias a las abundantes lluvias propias de la estación húmeda.
En casa lo haremos sumergiendo las semillas en agua caliente durante una semana, con cambios diarios de agua.

Sustrato
El sustrato ideal es una mezcla de arena y turba negra en una proporción 3/1. Hacemos la mezcla y la regamos bien. Escurrimos bien la mezcla, apretándola bien hasta que expulse toda el agua que hay en su interior. Necesitamos que el sustrato esté húmedo pero no saturado. Con esta mezcla llenamos el recipiente elegido para sembrar las semillas.
Es una especie sensible a la aparición de hongos, con lo cual es conveniente esterilizar el sustrato. Existen diferentes métodos, como el uso de de fungicidas, hervir el sustrato o incluso el meterlo al microondas durante medio minuto.

Siembra
Se colocan las semillas en la superficie distanciadas 1 cm entre ellas y las empujamos un poco hacia el sustrato, de modo que queden ligeramente clavadas en él.
Por último esparcimos una finísima capa de arena que cubra las semillas. 

Condiciones ambientales
Para poder germinar las semillas necesitan humedad constante y temperaturas en torno a los 20ºC y en una zona que reciban luz directa, al menos un par de horas al día.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Germinación de semillas